Viaje a Edimburgo: ¿qué hay que visitar?

La capital escocesa es considerada una de las ciudades más especiales de Europa. Y es que Edimburgo siempre resulta para sus visitantes un lugar cargado de encanto, misterio y terror. Así que si te estás planteando un viaje a Edimburgo, mejor que… ¡ni te lo pienses!

Si algo caracteriza a esta pequeña ciudad es sin duda, su precioso casco histórico, lleno de estrechos callejones y oscuros rincones que fueron el escenario de las historias más tenebrosas de la época medieval. Pero Edimburgo no solo te ofrecerá historias de fantasmas, también encontrarás calles repletas de gente, preciosos edificios, coloridos jardines y lo que es más importante, los ciudadanos escoceses, recibiendo con los brazos abiertos a todo tipo de turista.

Dominada por su enorme castillo y dividida en dos partes, la New Town y la Old Town, la ciudad de Edimburgo tiene un clima muy lluvioso, sin embargo, éste aporta aún más encanto a la ciudad, dándole un aire misterioso al caer la noche. Pero queremos que seas tú mismo el que experimente esta sensación al visitar el lugar y para no entretenerte más explicando sensaciones que tú mismo vivirás, aquí te dejamos los 8 lugares imprescindibles para visitar en tu viaje a Edimburgo.

1. LA ROYAL MILE

La Royal Mile es la calle más famosa y posiblemente el lugar más imprescindible a visitar en tu viaje a Edimburgo, puesto que esta avenida cruza todo el centro histórico de la ciudad con una longitud total de 1.8 kilómetros, lo que equivale a una milla escocesa, de ahí el origen de su nombre. Esta avenida comunica el Palacio de Holyrood con el Castillo de Edimburgo, y tu paseo por ella te permitirá admirar los edificios antiguos y sus característicos “closes”, pasadizos cubiertos que te guían hasta bonitos patios interiores, o “pends”, callejones en pendiente que bajan la colina de su castillo.

viaje a edimburgo roya mile

2. EL CASTILLO DE EDIMBURGO, obligatoria visita en tu viaje a Edimburgo

El Castillo de Edimburgo es una antigua fortaleza considerada como el lugar más emblemático de esta ciudad y consecuentemente uno de los más visitados recibiendo más de un millón de visitantes cada año. Situado en lo alto de una colina en pleno centro histórico y rodeado de acantilados, la única vía de acceso al castillo resulta ser la empinada Castlehill, ubicada en uno de los extremos de la Royal Mile.

Para visitar este castillo necesitarás invertir varias horas, pero te aseguro que será un tiempo bien invertido ya que además de la multitud de cosas interesantes que puedes encontrar en su interior, las vistas que proporciona su localización son prácticamente las mejores que puedas conseguir en la ciudad. No olvides conocer en su interior el Cañón de la una en punto, la capilla de Santa Margarita, los Honores de Escocia, el Mon’s Meg, el cementerio de mascotas, el Museo Nacional de la Guerra o las antiguas prisiones.
Por último, decir que cada año, en el mes de agosto, se celebra en este castillo uno de los festivales más famosos del mundo, los desfiles de la Royal Edinburgh Military Tattoo, un espectacular desfile militar con gaitas y fuegos artificiales.

viaje a edimburgo castillo

3. EL PALACIO DE HOLYROOD

Situado al en el otro extremo de la Royal Mile, el palacio de Holyrood, ha pasado de ser utilizado como monasterio en la antigüedad, a ser en la actualidad, la residencia de la Reina de Inglaterra cada vez que ésta visita Edimburgo. Este palacio es considerado una de las joyas de la arquitectura clásica, con una impresionante decoración barroca en su interior. Durante tu visita al Holyroodhouse podrás conocer el apartamento de Estado, la Sala del Trono y la Gran Galería. Además, los espectaculares jardines que rodean la casa, convierten a este lugar uno de los imprescindibles durante tu viaje a Edimburgo.

viaje a edimburgo palacio holyrood

4. CATEDRAL DE ST.GILES

La Catedral de St Giles data del siglo XII y se encuentra ubicada en el centro de la Royal Mile, punto intermedio entre la Holyroodhouse y el Castillo de Edimburgo. A pesar de recibir el título de catedral, en realidad la iglesia de St Giles no ostenta tal título, pues carece de obispo. Su construcción fue dedicada al Santo Patrono de Escocia convirtiéndola en la iglesia más importante de la ciudad.
Destacamos en el exterior de la iglesia su cúpula hueca en forma de corona real y en su interior, sus impresionantes techos, la Capilla del Cardo, la estatua de John Knox o sus enormes vidrieras. Obligatoria parada en tu viaje a Edimburgo.

viaje a edimburgo catedral giles

5. ROYAL YACHT BRITANNIA

La Royal Yacht Britannia ha sido el buque de la Casa Real Británica durante cuatro décadas convirtiéndolo en una de las embarcaciones más prestigiosas del mundo. El Britannia llegó a Escocia en 1953 y desde entonces ha servido como transporte marítimo para que la Reina viajara por todo el mundo, de hecho, hoy en día se pueden observar algunas fotos de sus hijos colgadas en sus paredes junto con diversos objetos personales de la reina. Tras 44 años de servicio, el Britannia fue retirado y desde ese momento se encuentra en el puerto de Leith para que pueda ser visitado por los turistas.

6. CALTON HILL

Subir en el atardecer a la colina Calton Hill es posiblemente una de las mejores cosas que puedas hacer durante tu estancia en esta maravillosa ciudad. La Calton Hill se encuentra situada al final de Princes Street y cuenta con diversos monumentos que merece la pena visitar; el Monumento Nacional, el monumento a Nelson o el monumento a Dugald Steward. Pero sin duda alguna, serán las preciosas vistas que ofrece esta colina por lo que realmente querrás repetir esta visita en tu próximo viaje a Edimburgo.

viaje a edimburgo calton hill

7. MARY KING’S CLOSE

Si quieres conocer el lugar más fantasmagórico de Edimburgo no puedes olvidar visitar el Mary King’s Close. Situado en la Royal Mile, junto a la Catedral de St. Giles encontrarás un laberinto de callejones subterráneos que te harán retroceder en el tiempo hasta pleno siglo XVII. Considerado el callejón más famoso de la ciudad, este close quedó en el olvido de todos hasta su reapertura en el año 2003 como atracción turística y uno de los lugares imprescindibles a visitar en la ciudad.

Durante tu visita sentirás un auténtico escalofrío al recorrer las calles comerciales y conocer como vivían aquella época los ciudadanos más pobres de la ciudad de Edimburgo. Además, accederás a algunas habitaciones de víctimas de la peste en 1644. Posiblemente durante tu andadura por los pasadizos tengas el gusto de conocer a la pequeña Annie, una niña que llora en uno de los callejones subterráneos desde hace cientos de años por su muñeca perdida.

8. VICTORIA STREET

Junto a la famosa Royal Mile, encontrarás la otra calle más famosa de Edimburgo, Victoria Street. Esta calle dividida en dos niveles comunica la plaza de Grassmarket con el puente de George IV Bridge. En la parte inferior, encontrarás coloridas casas donde se encuentran ubicadas exclusivas tiendas y concurridos bares y, en su parte superior multitud de restaurantes. Se cuenta que la escritora J.K. Rowling se inspiró en esta calle para darle viva al Callejón Diagón de la famosa saga Harry Potter.

viaje a edimburgo victoria street

 

¿Te has quedado con alguna duda? ¿Quieres que te organicemos tú próximo viaje? ESCRÍBENOS 🙂

About author

¿Has viajado con nosotros?