Día de playa en verano: 15 consejos para disfrutarlo como Dios manda

Ahora con el verano, la playa es unos de los destinos favoritos para disfrutar de las vacaciones. Aquí te dejamos 15 consejos para que tu día de playa no se convierta en… ¡una pesadilla!

1. Claramente, hay que vestir cómodo y con ropa con la que te sientas a gusto. Pero ¿a quién no le ha pasado que le ha pillado por sorpresa una noche fresca o con viento? No olvides incluir en la maleta algo de ropa de ‘abrigo’ por si las moscas.

2. Ojo con el sol. No te ansíes y ten cuidadico. Calcula las horas que te expones al sol, que no parezcas una tostada ni una gamba en tu día de playa. Por supuesto, utiliza siempre crema protectora, especialmente los primeros días en los que te tumbas a tostarte y en las horas en las que el sol calienta con más intensidad (de 11 a 16 horas, aproximadamente).

3. Estáte atento a las banderas de las playas. No vayas de listillo y haz caso, vayamos a sustos innecesarios. Ya sabes: si es verde, te puedes bañar; amarilla, ten cuidado; y roja, no te bañes porque es peligroso. Tengamos el día de playa en paz.

4. Las uñas de tus pies van a estar al descubierto… así que no vayas por la vida luciendo mejillones en los pies… y menos en verano, cuando toooodo el mundo te va a ver.

5. Ya que hace mucho calor y se suda de forma natural, bebe mucho líquido. Sin darte cuenta, te vas deshidratando y hemos de reponer, incluso aunque no tengas sed. Un ‘buchito’ de agua de vez en cuando es una buena costumbre, y más en verano.

6. Es mucho más que un tópico; ojo a los cortes de digestión. No hagas comidas abundantes justo antes de darte un baño o nadar.

7. Dado que hace calor, ten la comida en lugar frío para que no se eche a perder y amarra que la fruta y verdura estén limpias.

8. ¡Qué divertido es jugar a las palas en la playa! Sí, lo es… pero ten en cuenta que hay más gente alrededor. Y en esta época, BASTANTE gente alrededor y con poco espacio de margen… así que cuidado con no darle un palazo en la cara a los paseantes. Le fastidiarías a más de uno su día de playa.

9. El verano es una época de deportes náuticos. Motos acuáticas, lanchas motoras, barquitos… Si prácticas estos pasatiempos, aléjate de la orilla lo más posible, pueden ser peligroso para los bañistas.

10. Seguro que hay mucha gente que quiere pasar el día en la playa de forma tranquila y pacífica, desconectando quizá de un duro día de trabajo. Así que evita dar voces exageradas o poner música a tope con el móvil. La playa no es una sala de estudio, pero tampoco el Mad Cool Festival.

11. No seas puerco y no dejes basura. Llévate una bolsa para tirar lo que puedas generar de desperdicios.

12. Es una lástima, pero intenta no dejar tus pertenencias solas. Qué bonito sería que, en España, como sucede en muchos países, no hubiera que estar preocupado por que nos robasen.

13. Un sombrero o una gorra son siempre bienvenidos. Sobre todo, después de que lleves unas horas bajo el Lorenzo.

14. El mar, a veces, es traicionero. Así que ten cuidado con las corrientes y evita nadar cerca de rocas, porque podrías acariciarlas de una forma más dolorosa de la cuenta.

15. Ojo con las medusas, que pueden estropearte un magnífico día de playa.

Y a ti, ¿se te ocurre alguna cosa más para disfrutar tu día de playa a tope y por todo lo alto?

¿Eres más de ‘monte que de playa’? ¿Más de andar que de retozar? Pues échale un ojo a esta entrada de nuestro blog en la que te hablamos de 20 cosas imprescindibles si vas a hacer el Camino de Santiago. 

About author

¿Has viajado con nosotros?