Camino de Santiago: 20 cosas fundamentales en tu mochila

Sin duda uno de los mayores quebraderos de cabeza para los peregrinos del Camino de Santiago es preparar la mochila para hacer el Camino. Sobre todo aquellos que abarcan esta aventura por primera vez. ¿Qué objetos son necesarios? ¿De cuáles podemos prescindir? ¿Me entrará todo en la mochila? ¡Un sin vivir!

Para comenzar, debes tener en cuenta una cosa importante. El material que necesitarás llevar al Camino de Santiago será diferente si eliges hacer la ruta en invierno o en verano. En este caso, supondremos que decides hacer el Camino en verano para poder disfrutar de una agradable temperatura durante toda tu estancia. Ten en cuenta que si decides hacer el Camino en una época fría, deberás añadir ropa más abrigada.

Para hacer el Camino de Santiago no hace falta llevarse la casa a cuestas. Aquí no nos valen los “lo echo por si acaso” porque ese por si acaso, puede convertir tu ruta en mucho más dura de lo que te imaginas. No debes preocuparte si olvidas algo en casa, a lo largo del camino encontrarás numerosos comercios y farmacias para comprar todo lo necesario.

En este post voy a contarte todo lo que tienes que preparar el equipaje perfecto de todo peregrino.

MOCHILA: clave en el Camino de Santiago

Elegir una mochila cualquiera para hacer el Camino de Santiago puede llegar a ser el mayor error que cometas a la hora de preparar tu equipaje. La mayoría de los peregrinos que hacen el Camino por primera vez no suelen darle gran importancia al tipo de mochila que llevar, y terminan eligiendo la más económica olvidando otros de detalles de mayor importancia. Por eso, aquí va mi consejo: elige una mochila adecuada para el Camino de Santiago; recuerda que vas a caminar varios días seguidos con ella a cuestas. Una buena opción es que la mochila sea regulable en altura y que tenga varios compartimentos; esto te será realmente útil a la hora de localizar todas las cosas. No olvides que lo más importante aquí es llevar el menor peso posible. El peso de tu mochila cargada no debería sobrepasar el 10% de tu peso corporal.

SACO DE DORMIR

Portar un saco de dormir para la ruta es imprescindible a no ser que tu idea sea dormir en hoteles. Te aconsejo que optes por un saco de dormir ligero, con un saco de fibra capaz de aislar temperaturas entre 10 y 15 grados es suficiente. Es inútil cargar con un saco demasiado grueso.

BOTAS DE TREKKING

Tú decides, aquí puedes optar por unas deportivas usuales, pero si de recomendar se trata, te recomiendo unas botas de trekking. Si decides comprarlas específicamente para hacer el camino, no olvides amoldarlas previamente o de lo contrario ¡acabarás con los pies rotos!

CANTIMPLORA

También puedes optar por un camelback. En cualquier caso, portar durante todo el camino con una botella que te permita hidratarte en cualquier momento es imprescindible en tu aventura.

BASTONES DE TREKKING

Es cierto que para algunos peregrinos es un objeto del que se puede prescindir. No obstante, hemos decidido añadirlo a nuestra lista para que seas tú el que elijas si llevarlo o no. No obstante, he de decirte que te resultará de gran ayuda en repechos y partes complicadas del camino.

DOS PARES DE CALCETINES CORTOS DE SENDERISMO

CAMISETAS DE POLIÉSTER

Lo ideal sería que llevaras una de manga larga y otra de manga corta. No cometas el error de llevar camisetas de algodón, éstas no transpiran nada y además tardan mucho más tiempo en secar que las de poliéster.

PANTALONES CORTOS DE SENDERISMO

Uno corto y otro desmontable.

SUDADERA Y CHAQUETA LIGERA IMPERMEABLE

No te sorprendas si de pronto comienza a llover mientras te encuentras haciendo la ruta. Es bastante frecuente. Por eso, llevar una chaqueta impermeable te evitará que acabes empapado.

PONCHO CON CUBRE MOCHILA QUE SEA TRANSPIRABLE

Si ya resulta importante que tú no te mojes, ¡imagínate las cosas que llevas en la mochila!

VISERA O SOMBRERO

Pasarás muchas horas al sol y por ello deberás proteger tu cabeza con una visera o sombrero.

TOALLA DE MICROFIBRAS

Son las más adecuadas porque pesan poco y se secan con rapidez.

CHANCLAS Y BAÑADOR

No olvides las chanclas para ir a la ducha de los alberges. Por otro lado, si tu ruta es en un mes cálido, llevar el bañador te permitirá disfrutar de un chapuzón terminada cada etapa.

NECESER

Aunque el interior de un neceser es bastante personal, es fundamental que no olvides lo más importante. El cepillo y pasta de dientes, gel y champú, cuchilla de afeitar, esponja, desodorante, peine… Aparte de lo utilizado para tu higiene personal, recuerda echar una pastilla de jabón para lavar la ropa y pinzas para colgar la ropa. Te vendrán bien para lavar en un momento la muda usada y colgarla en el albergue.

BOTIQUÍN

Si decides hacer el camino acompañado de alguien, llevad un botiquín para todos y repartid el peso. Os aseguro que el peso disminuirá notablemente. El botiquín básico suele estar formado por aspirinas o ibuprofeno, crema solar de alta protección, alcohol de romero, gasa, esparadrapo de seda, betadine, tiritas, aguja e hilo, tijeras pequeñas, parches para prevenir rozaduras y ampollas y vaselina. Aparte, es muy recomendable lleva crema para la circulación y/o para los golpes. Te ayudará a descansar las piernas al final de cada etapa.

GAFAS DE SOL

LINTERNA FRONTAL

Te resultará de gran utilidad cuando tengas que levantarte a media noche en los albergues.

DOCUMENTACIÓN

Tu DNI, Tarjeta Sanitaria y tarjeta de crédito. Pero ojo, no olvides la Credencial del peregrino. Es necesaria para poder dormir en los albergues públicos y para que te den la Compostelana. Podrás conseguir la Credencial en el albergue o iglesia del lugar desde el que comiences el Camino.

MÓVIL, CÁMARA DE FOTOS Y CARGADORES

Hacer el Camino de Santiago es una buena excusa para desconectar por completo de tu Smartphone, pero si eres de los que se resiste a ello, no olvides algo tan imprescindible como como puede ser el cargador de tus aparatos electrónicos. Te recomiendo además que lleves un ladrón adaptador de corriente, a veces no pensamos en esto, pero lo pocos enchufes que suele hacer en los albergues se ocupan rápidamente por el resto de peregrinos, por lo que si llevas uno de éstos será todo un acierto.

TAPONES PARA LOS OÍDOS

Los albergues son un continuo entrar y salir de gente haciendo ruidos, así que, si eres de los que le que cuesta conciliar el sueño con cualquier tipo de ruidito, llevar unos tapones para los oídos será tu salvación.
Y hasta aquí nuestro post de hoy, para los más veteranos del Camino de Santiago, ¿Crees que se nos olvida algo importante? ¡No dudes en compartirlo con nosotros, seguro que los que se aventuran a hacer el camino por primera vez te lo agradecerán!

About author

2 Comments

  • Responder
    Buyviagraonline
    Mar, 15, 2018

    gracias me fue de mucha ayuda gracias

    • Responder
      viajessancecilio
      Mar, 19, 2018

      Gracias! Nos alegramos!

¿Has viajado con nosotros?