5 curiosidades en tu viaje a Tierra Santa

Un viaje a Tierra Santa, a los santos lugares donde nació, vivió, murió y resucitó Jesucristo, es mucho más que un viaje para hacer turismo. Los católicos tenemos la oportunidad de tocar, sentir y vivir sitios que significan todo un refuerzo para la Fe. Estar en Galilea, Palestina, Jerusalén… comporta revivir los Evangelios en el sitio donde se produjeron todos los hechos de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Y en muchos de estos lugares hay una serie de curiosidades que pueden pasar inadvertidas para el peregrino. Aquí desvelamos diez de ellas para así apreciar mejor todo lo que conlleva un viaje a Israel y, por ende, un viaje a Tierra Santa.

1. La estrella española de la Basílica de la Natividad

tierra-santa-natividad-510x286

En Belén, una de las localidades donde hay más católicos en Israel y Palestina, se encuentra la Basílica de la Natividad, donde se puede visitar el lugar exacto en el que la Virgen María dio a luz a Jesús. La Basílica fue mandada a construir por el emperador Constantino. El templo ha sido modificado en varias ocasiones por mor de las guerras. El lugar donde María alumbró al Hijo de Dios está situado en una zona por debajo del suelo de la iglesia, y está señalado con una estrella de plata. Fue un regalo de los Reyes Católicos, quienes contribuyeron habitualmente, económicamente, con los santos lugares.

2. ¿A quién pertenece el Santo Sepulcro?

monte-calvario-510x286

La iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén está construida en el interior de la roca del Monte Gólgota, donde fue crucificado Jesús y enterrado en un sepulcro que se encuentra muy cerca, propiedad de José de Arimatea. El templo original fue mandado a constuir por Santa Elena cuando acudió a Jerusalén en peregrinación para encontrar los atributos de la muerte de Jesús. Este lugar, auténtico santuario de peregrinación, supone también una amalgama de ramas del cristianismo. Está custodiado por los católicos (Custodia de Tierra Santa), griegos ortodoxos y armenios ortodoxos. De hecho, el Santo Sepulcro es la sede del patriarca ortodoxo de Jerusalén y es la catedral del Patriarcado Latino de Jerusalén. También tienen espacio egicios coptos. La distibución de las distintas capillas y lugares es un laberinto. Así, el lugar de la Crucifixión así como el Santo Sepulcro como tal está custodiado por los griegos ortodoxos, mientras que los armenios tienen, entre otros, el templete desde donde la Virgen María contempló cómo moría en la Cruz su Hijo. El Santo Sepulcro es una parada obligatoria en tu viaje a Tierra Santa.

 

 

Si está pensando en organizar un viaje a Tierra Santa, contacta con nosotros. Somos agencia especializada en Peregrinaciones.

3. ¿Por qué cegaron una puerta del Santo Sepulcro?

tierra-santa-sepulcro-510x286

Cuando uno accede a la explanada que da a la iglesia del Santo Sepulcro, en el Jerusalén viejo o antiguo, se sorprende primero del lugar donde se encuentra situada. Y después se fija en la puerta de entrada y en la que tiene al lado, que se encuentra cegada. esta puerta la tapió Saladino cuando tomó la ciudad de Jerusalén. El Santo Sepulcro fue mandado a levantar por el emperador Constantino y su madre, la emperatriz Flavia Iulia Helena, posteriormente canonizada como Santa Elena, en el año 326 d.C. Saladino entró en Jerusalén en 1244 y posibilitó un larguísimo periodo de presencia musulmana en la Ciudad Santa. La historia señala que cuando le preguntaron a Saladino por qué ordenaba tapiar una de las puertas del templo, contestó: «para los pocos cristianos que van a quedar en Jerusalén, con una puerta les sobra para entrar».

4.¿Por qué no se puede dar misa en el Cenáculo?

tierra-santa-cenaculo-510x286

En el Monte Sión se encuentra uno de los lugares más importantes de Tierra Santa para los católicos: el Cenáculo, donde tuvo lugar la Última Cena y, por ende, la institución de la Eucaristía. Sin embargo en dicho lugar, que impresiona cuando uno entra por vez primera y que se encuentra al lado de la Basílica de la Dormición de la Virgen, no se puede celebrar culto alguno y, por esta circunstancia, los católicos no podemos celebrar la santa misa en el lugar donde surgió todo. ¿Cuál es el motivo? Pues que se trata de un espacio común para católicos, judíos y musulmanes, ya que si para los primeros es el lugar de la Última Cena, para los judíos es el sitio donde se encuentra la tumba de David y para los musulmanes es una mezquita que ha funcionado durante los muchos años de ocupación islámica de Jerusalén. Por tanto, ni para unos ni para otros. Otro lugar importante en tu viaje a Tierra Santa.

5. Ejemplares milenarios en el Huerto de los Olivos

huerto-olivos-510x286

Otro de los momentos intensos que se suele vivir en Tierra Santa es la visita a la Basílica de Getsemaní, donde se encuentra la Roca de la Agonía y el Huerto de los Olivos. Desde allí hay una panorámica espectacular del Jerusalén antiguo. Y en el Huerto de los Olivos, donde Jesús sudó sangre y Judas lo entregó por treinta monedas de plata, los peregrinos pueden contemplar varios ejemplares de este árbol tan mediterráneo que tienen más de 2.000 años. O sea, que estaban allí cuando Jesús fue prendido. Cuando uno escucha esto se queda petrificado y sin palabras y la mente se transporta a aquella noche en la que Jesús fue prendido, uno de los momentos más impresionantes de la Pasión. El Huerto de los Olivos es otro lugar de visita obligatoria en tu viaje a Tierra Santa.

 

Fuente: sevilla.abc.es

About author

¿Has viajado con nosotros?